¿Tienes buenos ingresos pero sientes que el dinero no te alcanza?

Aunque suene extraño, los malos hábitos financieros pueden ser los causantes de tu inestabilidad económica.

Un mal hábito es una conducta negativa constante que repercute en tu calidad de vida, y es difíciles de corregir.

“Difícil”, pero no imposible.

En el siguiente artículo, hablaremos acerca de la forma más adecuada para deshacernos de los malos hábitos con el dinero y empezar a mejorar nuestros ingresos, ganancias, ahorros y finanzas en general.

Tal como los hábitos insanos que pueden poner en riesgo tu salud, tomar malas decisiones financieras de forma recurrente tiene graves consecuencias en tu situación económica.

Determinar cuáles son los malos hábitos con el dinero no sólo te ayudará a evitarlos sino también a superarlos exitosamente.

¿Estás listo?

 

Wikipedia: Menandro de Atenas

#1) Las terribles compras impulsivas

¿Visitas tiendas y compras artículos de forma innecesaria?

Realizar compras irracionales constantemente es el principal factor de quiebre en la situación económica de muchas personas.

Los gastos impulsivos se controlan de forma sencilla: espera un momento antes de hacer una compra, enfócate en pensar si esa compra es una buena decisión y probablemente te des cuenta que se trata de un mal gasto de dinero.

#2) Las compras impulsivas, pero por internet

Las nuevas e-commerce son la forma más cómoda de adquirir objetos, ropa, zapatos, bolsos y demás. Sin embargo, para los compradores impulsivos este es el peor declive.

Para evitar las deudas por compras innecesarias por internet, volvemos a un punto muy importante punto: el manejo de un presupuesto.

Hacer una lista con las cosas puntuales que vas a necesitar te aleja de las compras por ofertas, promociones o productos atractivos innecesarios en el momento.

#3) Falta de presupuesto

La falta de un presupuesto te imposibilita la transparencia de tus ingresos y por tanto, no puedes decretar cuánto es tu límite mensual.

Si este es tu problema ¡entonces aprende a diseñar tu presupuesto! Toma un lápiz y un papel y anota todos los gastos que son fundamentales y que no puedes omitir, como el pago de la renta, servicios, comida, productos de uso diario, medicamentos, pago de matrículas estudiantiles, entre otros.

Indica cuánto es el costo de cada uno y suma todo al final.

La cifra resultante es la cantidad de dinero que debes tener para cubrir todos estos gastos y vivir bien. El resto, puedes ahorrarlo.

Ten en cuenta que si quieres alcanzar la estabilidad financiera debes respetar el presupuesto y evitar a toda costa escapar de él.

#4) Estar despreocupado por los gastos

Tener una relación estrecha con los gastos diarios, mensuales y semanales es fundamental.

Los gastos de agua, electricidad, gas, comida, transporte o telefonía, provocan grandes sumas totales y si no tienes consciencia de ello, podrías adquirir deudas incluso sin saberlo.

Una forma actual y muy eficiente de calcular gastos, crear presupuestos y mejorar tus finanzas son las aplicaciones móviles y las herramientas online.

¡Úsalas!

#5) Tener un estilo de vida más caro de lo que puedes cubrir

Todos tenemos derecho a las comodidades y a los lujos, sin embargo llevar una vida más costosa de la que puedes pagar, es uno de los peores hábitos con el dinero.

La disciplina y responsabilidad financiera se representa con el simple hecho de no gastar lo que no tienes.

#6) Malos hábitos personales: vicios y costumbres

Fumar, beber, recurrir a juegos de azar, comer en grandes cantidades o ser comprador compulsivo, son vicios frecuentes que además de dañar tu salud, también impiden tu progreso financiero.

Tu salud, cuenta bancaria y billetera tendrán excelentes resultados si te alejas de los malos hábitos personales y los vicios.

#7) No tener un fondo de ahorro

La educación financiera que te enseñaron desde primaria seguro incluía los ahorros y la alcancía de las mesadas.

Ahorrar es una de las decisiones financieras más inteligentes y rentables, permitiendo tener un fondo para cualquier necesidad imprevista o planeada.

Empieza reservando un porcentaje mínimo, variando la cantidad de ahorro según tus ingresos y gastos mensuales.

#8) Realizar comparaciones con otras personas

Las diferentes realidades te ayudan a tener una percepción más amplia de la vida, no obstante, no es saludable hacer comparaciones de tu situación económica con la de los demás.

Si por alguna circunstancia, las personas de tu entorno tienen mejor fluidez y gastos más significativos, no debes sentirte obligado a seguirles su ritmo de vida.

Quizás no sea momento de ir de vacaciones, comprar un teléfono de última gama o salir por unos tragos.

¡Vive a tu ritmo!

Conclusión

Superar los malos hábitos con el dinero es cuestión de esfuerzo, inteligencia financiera y constancia. La inteligencia financiera es un concepto que va más allá de la intelectualidad, se trata de la capacidad para conseguir nuevas formar de generar dinero y optimizar tus ingresos mensuales. ¿No crees que dejar los malos hábitos mejore tus finanzas? Eliminar los hábitos negativos con el dinero te ayudará a:
  • Tener egresos menores a tus ingresos
  • Encontrar nuevas formas de ganancias
  • Aprender a invertir y generar nuevos negocios
  • Optimizar y rentabilizar tu capital
  • Planificar un mejor futuro financiero
  • Garantizar una estabilidad financiera adecuada para tu familia
  • Alcanzar la libertad financiera
No existe una carrera universitaria en inteligencia y libertad financiera, sin embargo, te darás cuenta que necesitas hacer algo por tus finanzas cuando…
  • El dinero no te alcanza a pesar de las grandes ganancias
  • Sueles tener hábitos de compras innecesarias
  • Tu familia carece de artículos fundamentales pero tiene otros no tan importantes
  • Al final de mes, estás totalmente endeudado.
¿Te sientes identificado? Estas situaciones son comunes en personas con malos hábitos financieros y en este momento, es necesario actuar antes de que sea tarde y tengas una crisis económica por malas decisiones. Recuerda que para abandonar los malos hábitos con el dinero y adquirir inteligencia financiera necesitas analizar, tener experiencia con tus propios gastos y además, determinación para abandonar los patrones que producen problemas financieros.   Si tienes algún aporte o sugerencia acerca de malos habitos con el dinero lo puedes hacer en los comentarios. Nos encataría saber tu opinion!

Pin It on Pinterest

Share This